Factores de resistencia al cambio

images (7)

Entendemos por resistencia al cambio la respuesta, tanto emocional como de comportamiento, que una persona o grupo de personas tiene respecto a cambios reales o imaginados que puedan sucederse. Hay que señalar que si, por un lado, vivimos en una época de grandes y rápidos cambios, por otro, existe una tendencia innata en el ser humano hacia la estabilidad: “los seres humanos son animales de costumbres”. Esta tendencia hacia la estabilidad hace que los directivos en las organizaciones se encuentren con grandes resistencias hacia la aceptación de los cambios.
Generalmente, la mayoría de los empleados no están predispuestos a aceptar el cambio con entusiasmo. Es más, en muchas empresas se observa una cierta apatía y resistencia hacia los cambios. Ante un cambio en la organización, pueden producirse resistencias suaves, esto es una actitud pasiva y de resignación, o puede producirse una resistencia activa, es decir, actitudes de sabotaje y boicot individual y/o colectivo. Encontrar la manera adecuada de evitar estos comportamientos será tarea de las personas que planifican y lideran los cambios. Pueden englobarse dos conjuntos de factores de resistencia: factores individuales y factores organizacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *